"Eso allá sale"

Una de las cosas maravillosas que ha surgido en mi vida es poder hacer música, trabajar con música y con músicos; desde ENVIVO me ha parecido fascinante poder usar este arte para facilitar el relacionamiento y habilidades de empoderamiento, liderazgo y desarrollo de talento. Sin embargo, gracias a mi experiencia, la música me ha dejado enseñanzas importantes de lo que NO se debe hacer. 

Empecemos por contar una historia del año 2004, en ese entonces trabajaba con la banda de la cantante barranquillera, Maía, (sí, la intérprete de 'Niña bonita'). Con esta banda pasaba algo y era que, nunca se ensayaba lo que Maía necesitaba que se ensayara; ensayábamos de afán, a medias por falta de preparación de alguno de los músicos, o debíamos hacerlo en sitios incómodos porque no se había gestionado un espacio, o en definitiva no se ensayaba pensando que todo saldría bien en el escenario. Cada vez que esto sucedía, mi principal preocupación era ¿cuándo vamos a ensayar?

Nunca ensayábamos a profundidad por que siempre aparecía alguien diciendo: "tranquilo Ricardo que, eso allá sale". Esa era la frase más escuchada en el tiempo en que compartí con la banda. "Tranquilo Ricardo que, eso allá sale", la frase más mediocre que me pudieron haber dicho y ahora reflexionando sobre este tema me doy cuenta, que es propio de la idiosincrasia de algunos de nuestros músicos quienes creen que no hay que ensayar, que no hay que prepararse, que no hay que trabajar porque, con una pasadita, "eso allá sale" y lo malo y negativo del asunto es ¡QUE TERMINA SIENDO CIERTO!

Vivimos tan inmersos en la cultura del "eso allá sale" que es preocupante que la mediocridad resulte siendo el resultado positivo de un espectáculo, show o presentación. Por ejemplo, si usted asiste a una función de la Orquesta Sinfónica y escucha una ejecución magistral, es porque el poder de esa ejecución no estuvo en las buenas intenciones de los músicos que tocaron ese día, ni porque Merlín salió con su varita a hacer magia; la razón de su éxito, de su impecable presentación, es un ensayo a profundidad, con todas las variables que se requieren, tanto en lo emocional como en lo técnico, para que la obra saliera magistralmente y tuviera el resultado que tuvo generando lo que a usted le generó.

Esa frase no puede ser bienvenida. Si usted está leyendo esto es importante que por favor, no se acostumbre a recibir de los suyos esto como respuesta a algo que se debía ensayar o preparar ¡no reciba como algo positivo el "eso allá sale"! Hay personas que creen que le dan a uno un espaldarazo con decir, "tranquilo, yo me encargo""tranquilo yo lo soluciono" "tranquilo que de alguna forma lo solucionamos", no hay frase que lo deje a uno más intranquilo que cualquiera de estas tres. ¿O no?

Con esta anécdota lo que quiero decirle es que usted, ante cualquier circunstancia de la vida debe ejecutar bien su trabajo, a lo que se dedica o lo que implica mostrar un resultado excelente ante alguien. Manténgase siempre preparado para que nunca le toque decir, "eso allá sale"; defina muy bien sus planes para que la gente que depende de sus acciones confíe en su trabajo y esté más tranquila. La mediocridad no puede ser parte esencial de su vida ni mucho menos de otros por simple imposición suya. ¡Trabaje siempre en función de los buenos resultados!