La enseñanza de la música: todo un método de empoderamiento organizacional.

*El siguiente texto es un extracto del libro MUSICONOMÍA, capítulo: Empoderamiento.

 

Víctor Wooten, considerado uno de los mejores bajistas del mundo –y también conocido como el Michael Jordan del bajo- en una pequeña alocución en la plataforma de conferencias TED, habla acerca de cómo de niños aprendimos el lenguaje de manera natural y de cómo esa manera natural debería ser la adecuada para aprender música dado que la música también es un lenguaje. Hacia el final de su presentación nos comparte una lista de pasos que podrían seguirse para aprender o enseñar música a los niños. La lista es la siguiente:

·       Aceptar los errores en vez de corregirlos. No hay notas erróneas. La mejor manera de aprender es aceptar el resultado más que juzgarlo.

·       Practicar con profesionales: Wooten dice que aprendimos el lenguaje porque “improvisamos” (intentamos conversar) con los adultos; todos unos profesionales en el uso del mismo. Que, si lo hubiéramos solo practicado con otros bebés, nos hubiéramos demorado muchos años en aprenderlo.

·       Alentarlos a jugar más allá de practicar: El juego para los niños es la mayor fuente de conocimiento porque la información llega siempre con un contexto. La práctica puede no tenerlo.

·       La música viene del músico, no del instrumento: Sea de alta o baja calidad, el instrumento sonará de acuerdo con la capacidad y emocionalidad del intérprete.

·       Muchos maestros de música nunca descubren lo que los estudiantes tienen por decir. Sólo suponemos lo que tienen para decir. Se enseña a partir de la presuposición y no de la intención real de aprendizaje. Se termina formando a alguien para que repita lo que otros han dicho. La idea es dejar al niño expresar lo que tiene para decir y sin restricciones.

·       Un lenguaje funciona mejor si tenemos algo interesante que decir. La música es mágica cuando tiene detrás la intención de decir algo. Somos las historias que contamos. Hablar por hablar –como muchos hacen– no tiene mucho sentido y solo produce ruido.

·       Muchas reglas al principio, retrasan el aprendizaje. Concentrarse en una cosa a la vez o hacer y luego pensar para aprender, puede ser apropiado[1].

 

¿Cómo aplicamos este metodo a la hora de empoderar?

 

Ahora… ¿Qué relación tiene esta estructura de enseñanza de la música en los niños con el empoderamiento? Que Víctor Wooten sin proponérselo, nos ha brindado una forma adicional de emprender procesos de empoderamiento si seguimos lo pasos de la estructura que propone, así:

·       Aceptar los errores en vez de corregirlos. Sin importar el tipo de tareas que se estén realizando, aceptar los errores facilitará el aprendizaje. El foco en el error, genera más errores y parar el flujo para hacer constantes correcciones, demora o frena el aprendizaje.

·       Practicar con profesionales. Así funciona la mentoría. Una persona que está preparándose para recibir poder, aprenderá de quien lo esté haciendo mucho mejor antes que él y con la suficiente experiencia para transferir el conocimiento desde el modelo práctico y no teórico.

·       Alentarlos a jugar más allá de practicar. El juego incentiva el aprendizaje, además de desarrollar la individualidad, la curiosidad y la espontaneidad, herramientas clave en el proceso de empoderamiento y toma de decisiones. Así mismo, permite armar escenarios reales que la práctica per se no provee.

·       La decisiones y acciones vienen de la persona, no de sus recursos. Enfocarse en sacar el mejor provecho del talento de la persona, independiente de los recursos con los que cuente.

·       Muchos jefes, padres, docentes, gerentes o líderes nunca descubren lo que los colaboradores tienen por decir. Enseñar a pensar y a expresar en palabras y acciones lo que se piensa. Evitar ser un líder impositivo que limita posibilidades solo indicando qué hacer; cómo y cuándo actuar.

·       Un lenguaje funciona mejor si tenemos algo interesante que decir. Si no hay algo interesante por desarrollar y que llene la expectativa profesional de las personas, entonces será un desgaste y una pérdida de dinero intentar empoderar.

·       Muchas reglas al principio, retrasan el aprendizaje. Se empodera por partes para que el proceso beneficie a todas los involucrados. Si se llena de reglas al inicio, por estar enfocado en “no romperlas”, el proceso puede arrojar resultados muy distintos a los esperados y además, demorados.

 

[1] Reeves, J. (s.f).  La música es un lenguaje. Víctor Wootten. [ Video [ Disponible en http://ed.ted.com/lessons/victor-wooten-music-as-a-language

 

Si quiere profundizar más acerca de esta enseñanza de Victor Wootten, puede hacer click en la siguiente imagen y ver el video fuente de donde ha salido la información expuesta en este artículo.