Creer, crear y activar, sinónimos de empoderamiento

“Cada uno da lo que recibe y luego recibe lo que da, nada es más simple, no hay otra norma, nada se pierde, todo se transforma”. Jorge Drexler

En muchas situaciones de la vida nos cuentan las mismas historias una y otra vez, en unas perdemos el interés, otras logran capturar toda nuestra atención, pero… ¿Qué hace única a cada historia? ¿Qué hace que nos sintamos satisfechos cuando esta experiencia ha terminado? La respuesta es muy sencilla, es esa delgada línea que diferencia la manera de despertar, activar y desarrollar mis emociones hasta tal punto de llevarme al éxtasis.

¿Qué es el empoderamiento?

Hace poco Ricardo Gómez, nuestro Director de ENVIVO comentaba: “nosotros no somos genios porque seamos súper dotados, es que sabemos bien de qué estamos dotados y sabemos usarlo”.

El empoderamiento nos brinda la posibilidad de mejorar radicalmente nuestra vida; es aplicable a cualquier contexto en nuestra vida individual y colectiva, por lo cual nosotros lo resumimos en los siguientes tres aspectos:

1.    Fortalece ese espíritu individual

Nos permite conocer y comprender lo que somos, nuestra razón de ser, nos da la seguridad o ese poder para enfrentarnos sin un “pero” o “miedo” que nos ate. El empoderamiento genera confianza para creer en las capacidades individuales.

2.    Potencia las habilidades

Nos ayuda a reconocer las habilidades que tenemos, consiste en transformar lo que no reconocemos dentro de nosotros mismos, hacerlo evidente, desarrollarlo y potenciarlo para dar lo mejor de cada persona.

3.    Genera grandes cambios

Los cambios se generan cuando creemos y creamos los resultados. Es un camino reciproco que nos invita a escuchar esa voz para poder actuar, cada uno de nosotros tiene un valor diferencial que si es visto desde una manera colectiva genera acciones productivas.

Usted mismo puede brindar ese empoderamiento en su vida o a su equipo de trabajo, sólo recuerde dar lo mejor y no se conforme, aproveche cada oportunidad para conectarse con los demás en su trabajo o su vida diaria, arriésguese a contar una misma historia varias veces o a desarrollar su rutinaria actividad laboral siendo creativo, téngalo por seguro que desarrollará el interés en otros y no se volverá un tedio.